x

8/29/2016

paralelismo (más o menos)

el final siempre queda marcado por la vuelta a la ciudad. y entonces es cuando te das cuenta que la vuelta a la ciudad significa mucho más que dejar campo atrás. mucho más que dejar de despertarte en el cuartelillo caótico de arriba o volver a casa viendo ese amanecer. significa más y se traduce por un estado de sobra conocido en el que las sensaciones se repiten calcadas año tras año. pero nunca es igual. a veces uno cree que por conocer algo muy bien no le puede sorprender o pillar desprevenido; como si por el hecho de haberlo vivido ya fuésemos inmunes a ello. y en realidad podríamos serlo, si no fuera porque entre dos agostos pasa un año entero y con él tantos cambios que es imposible volver a ser los mismos del último verano. y ahí está la ironía, la gracia y supongo que todo lo demás