x

5/09/2016

Del color de la miel

pero a veces pasa, ¿no? me refiero al hecho de fomentar un teatrillo post-moderno en el cual cada uno asume roles diametralmente contrarios pero conservando una dirección idéntica. somos los reyes de un país que no conocemos pero que lleva nuestros sellos. obstinados viviendo bajo el mismo sol del sur. éste es un pulso que ninguno quiere ganar, porque entonces se terminaría el concierto. y tú sabes tan bien como yo que al juntarnos la música suena más fuerte. Como cuando no te llegan cartas pero sabes perfectamente que nunca he dejado de escribirte. como cuando cobramos conciencia de que hay cosas inalterables, tan fuertes como ser casa. exactamente igual que cuando me despierto un día cualquiera y no puedo evitar quedarme embobada mirando los haces de luz entrando por la ventana del salón, fundirme con las suposiciones, o beberme una cerveza ballut 
(a tu salud