x

5/30/2016

It's your party and I'll cry if you want

Vamos a partir de una premisa esencial: tú y yo no hablamos el mismo idioma. Podremos parecernos en según qué tardes, en según qué noches, pero ni crecimos en la misma casa ni mamamos el mismo ideal. Añádele carácteres opuestos y súmale dos corazones que, a día de hoy, tienen únicamente el género en común. ¿Y qué es el género, a fin de cuentas? Últimamente todo me resulta muy irónico, y la ironía suele conservar más melancolía que la propia tristeza. ¿Irónico por qué? Irónico porque tus textos son los míos, irónico porque sólo la egolatría podría permitirte situarte como motor de este fragmento, pero irónico en primera y última instancia por algo que yo ya comprendí hace tiempo: la radical incapacidad, por mucho que leas, de llegar a emocionarte como antaño sobre la raíz o el origen de lo que representan las letras.