x

4/26/2016

Para cenar puedes comprar la expresión que quieras

a otra cosa mariposa, o a buenas horas mangas verdes
cada mochuelo a su olivo, o mucho ruido para pocas nueces
tener pájaros en la cabeza, o ¿hacer de tripas corazón?

4/08/2016

Los estereotipos son verdades cansadas

Al tercer día y a la tercera cerveza descubres que el esfuerzo sin pasión se queda en papel mojado. Aplicable a cualquier ámbito. y te percatas fácilmente de ello porque lo detectas rápidamente, igual que se detectan las cosas forzadas, malolientes y soporíficas. Lo haces a sabiendas de que desprenden un resultado predecible, un adelanto de lo que tú misma sabes- por mucho que no lo grites en voz alta- que nunca llegará a clavarse en tu corazón.
Yo tengo una teoría - una de tantas- que me impide cocinar a fuego lento algo indigerible. y me entristece ver cómo tanta gente no sólo cocina cosas intragables, sino que además las escogen. Las escogen y se adaptan a ellas. Lo curioso de todo este asunto (y he aquí la gracia) es que últimamente me sorprende (siendo la tristeza y la sorpresa colegas divergentes) descubrir cómo a menudo lo insustancial le gana la partida a lo innato, dejándole en la estacada y suscribiendo un triunfo absurdo, liviano... tan evidente, tan obvio, que yo misma me replanteo todo y me pregunto si realmente no estaré cayendo en el bando de un ridículo sentimentalismo que me impide ser objetiva. 
pero es precisamente ahí cuando llega el primer trago de la tercera cerveza y ya estamos a miércoles. es justo ahí cuando la furia del lunes desaparece y el martes sigue sin convencerme como lo pretendía el domingo. todo esto ocurre porque estoy en una terraza, o un piso, o un bar... y suena una canción... y la canción me escupe todo el sentimentalismo que tanto me cuestiono últimamente. me lo escupe materializándolo, dándome la razón.
¿ pero acaso la música miente?

4/06/2016

Sangre en el marcador

Hace cinco años me encontré esta pregunta: 
¿la actitud se prostituye para malvivir, o malvivimos para poder prostituirla?
hace cinco años yo descubría el cine italiano; descubría con los ojos abiertos como platos a visconti, fellini y passolin (y tantos otros) 
hace cinco años yo no bebía cerveza alhambra (ni ninguna otra), ni tomaba café macchiato (ni ningún otro)


4/05/2016

Correr y atarse los cordones

Yo siempre he creído que los calendarios existen para recordarlos, y no para tacharlos. Por eso mismo quiero creer que sigo comprendiendo la palabra efímero como si fuera ayer, y que las cosas, igual que las personas, no cambian con el tiempo sino con las ganas. Por la misma razón, quiero seguir creyendo que abril no tiene por qué representar primavera, que a las once de la noche puedo desayunar mejor que a las ocho de la mañana, que un año puede reducirse a un mes, y sobre todo, quiero seguir teniendo la entereza de admitir cuándo algo es real, y cuando es falso. Quiero creer, en última instancia, que sé de sobra distinguir ambas; porque he tenido la suerte de vivir en carne propia lo que representan las verdaderas alegrías del incendio. 

4/03/2016

m.r.

''Yo vengo de una tierra donde la gente canta y baila. Una tierra que te lo da todo y después te lo quita. Un rincón bendito, rebosante de cultura de la que presume un país entero.
Lorca, Picasso, Álvarez Quintero, Paco de Lucía. Andalucía es sonreír cuando peor van las cosas, también es corrupción y no saber cambiar la situación (o tener miedo absurdo a que cambie).
El Sur es convivencia, es la despreocupación de "mañana será otro día" y el 'manquepierda' a los problemas. Es el universitario en su último año de curso sabiendo que no encontrará trabajo. Es saber que si te vas, vas a pensar cada día en volver, porque aunque seamos los peores en tantas cosas, a ganas de vivir, en el Sur, no nos gana nadie. Por eso, de donde yo vengo, la gente canta y baila a pesar de todo.


Desde el exilio, echando de menos lo mejor y lo peor de mi Andalucía.
Colonia (Alemania), 28 de febrero de 2016.''