x

2/05/2014

'este grupo manifestaba un afán indescriptible por vivir, considerado lo único sagrado. por supuesto que se identifica una especie de romanticismo norteamericano. les brillaban los ojos, a estos individuos, filósofos cínicos. bien vale la pena, desde este punto, replantear el trabajo del intelectual recluido en una institución. los beats son dignos de tomar en cuenta porque van de terminal en terminal, de vagón en vagón, charlando amablemente, a veces con una botella en la mano, con un cigarrillo de marihuana o liándose a golpes en una borrachera, sin exclusiones por no tener el último título de maestría o doctorado. en un vagón da lo mismo ser vagabundo o doctor. lo que importaba era vivir al máximo, como lo hacían los románticos alemanes'