x

10/20/2013

impares, desde ahora en mi cabeza siempre (un viaje largo)

santos, chloé, nil, lola y nico.  
los pares son blancos y bailan siempre en tierra. firmes, concluyentes, sencillos, livianos. nosé...supongo que serían gente de buen ver, de mirada clara, de pies pisando siempre sobre suelo seguro. no necesitan alejarse de su costa ni de la tuya. La regla de tres; caminar rectos, hablar poco, besar despacio. ojos acristalados, corazón fuerte, sonrisa fácil. son estables, son comunes. apalabrados, preconstruidos. gente normal y conformes, al fin y al cabo- siendo por ello no menos interesantes. 
los impares les envidian. cómo no hacerlo... la cuna de los histéricos, donde reinan los depresivos, los complicados, los amargados. existencialistas de tres al cuarto que no se comprenden ni a sí mismos. enredados entre sí en un meollo del cuál desconocen hasta su nombre. saliendo para volver, volviendo para quedarse. te mirarán firmes pero se caen por sí solos. ruedan hacia lo más hondo, tocan fondo, se magullan, se rompen, se parten...ni dios sabe cómo coño consiguen salir de entre tanto llanto, tanta queja y tantos gritos. impares de mil colores que se abrazan por necesidad y no por aprecio, que desconocen el blanco porque ya se las apañaron para teñir todo de gris. animales sociales que necesitarían ser invisibles, egocéntricos que no se aprecian, que besan rápido, hablan mucho y no le dan sentido ni a los asuntos más importantes. Infelices de categoría, felices por obligación. venden risas baratas y vomitan lágrimas continuas. siempre en público, siempre en privado. dispares de corazón y cabeza. desiguales de espíritu. 
enfin, ya sabes.. corazones rojos y débiles que aparentando ser de hormigón, son una contradicción en sí mismos.