x

9/19/2013

belén gopegui- (genialidad literaria absoluta)

''Yo al principio pensaba que la vida era una de esas fiestas donde todo el mundo se baña desnudo pero alguien se queda vestido. Pero últimamente sentía todo lo contrario: me había quitado la ropa, me había tirado al agua en bolas y resulta que todos seguían vestidos, y algunos como mucho parecían dispuestos a tirarse al agua como yo pero con un superbañador bermudas o un bikini blanco. Asique me largué, me negué a salir pedir una toalla y poner cara de qué buena el agua y aquí estamos. Lo que hice fue coger mis cosas, sí, vestirme, sí, pero luego coger mis cosas y largarme. 
Ahora voy por ahí con el pelo mojado y el verano en el cuerpo aunque nieve''

Fini l'été, bienvenu automne

aitor dice que no hago alusión a él en mi blog. 
yo le he dicho que sí, que está implícito entre líneas en varios textos. pero claro, es lo que ocurre con los científicos empedernidos.. (guiño) quedan seis horas para que me suba a un avión rumbo a italia y comience algo igual de nuevo que hace dos años cuando me fui a barcelona. me resulta parecida la sensación..una mezcla de vértigo y ganas. pero no soy la misma y desde luego sé que no es comparable. (....)

gracias por estos últimos tiempos aitor(mentado) 
gracias por pasar tantas noches junto a mí con luces quemando o sin ellas, en una cama ancha o una estrechísima, recorriendo de la mano el madrid que tanto me gusta. Un madrid que nos ve cenando fuera, en buses nocturnos, en metro, charlando hasta tarde- ya sea en moncloa, en la plaza de ventas, en goya o simplemente en el coche dejando que suene una canción tras otra. gracias por dejarme ejercer de copiloto después de noches de fiesta, por venirme a buscar a la estación después de pucela que estaba zombie perdida, gracias por estar ahí a las tres de la mañana de un sábado cualquiera. gracias por las mañanas tan divertidas, los piques tontos y los mil planes que te cuento. gracias por desagobiarme cuando me agobio y gracias por soportar tantas salidas de tono. gracias por los amaneceres de la sierra. gracias por ser cursi a veces y vacilón siempre. 
y gracias por llamarme lucero, porque ya te lo dije, a nadie se le habría ocurrido llamarme así nunca (ni siquiera a mí)

9/16/2013

Lunes que parecen martes

Se rompió el hilo que nos vió crecer en las lunas más grandes de antaño. Los cristales lloran de pena y mi puerta te echa de menos. los abedules siguen en el mismo lugar, el tiempo en otra galaxia, yo qué sé, puede que sea un lugar verde-porqué no- donde las hojas nunca se caen, el sol brilla siempre y nadie sabe con certeza el color de las suelas de sus zapatos. el sabor dulzón de la tierra dorada sigue en el aire, como si fuese ayer, como si fuésemos hoy, como si no hubiesen pasado mil siglos desde la última lluvia.
tus ojos siguen aquí, los besos en la colcha de mi cuarto, los libros en la pared y una música inherente al techo azul. pero no son tus yemas frías junto a las mías, ni el olor del mar, ni las canciones rebotando en el pecho o las mañanas de sal. el cielo sigue aquí, pero las noches han dejado de congelarse. deben de mirarnos burlonas, deben de pensar que nosé, tal vez ni yo misma sepa con certeza el color de la suela de mis zapatos.

9/11/2013

Gatos de acero

no sé quién dijo que deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá.
lucas ottone- que para mí, aunque a él le pese, siempre será el hermano mayor que me hubiera gustado tener- me escribió hace ya unos meses cierta frase en mi libreta roja- que ahora andará malviviendo con torán- diciendo algo así como que la felicidad era el deseo de repetir. 
en febrero la leí. en marzo me gustó. en abril la odié, en mayo me aburrió y ahí se quedó, como una de tantas otras citas escritas en una libreta que lleva ya un par de años dando vueltas de mano en mano. 
y justo hará más de un mes cuando salimos por el barrio gótico los que estábamos en barna. Cenamos en la plaza del tripi, bebimos algunas birras, descubrí el bar clandestino- que me pareció precioso- y acabamos en el garito del gato mel (que en realidad no se llama así pero se quedó con ese nombre por una noche del verano pasado)
El caso es que era mi última noche en barcelona hasta dentro de mucho tiempo, probablemente hasta diciembre, y yo languidecía intentando no arrastrar con ello demasiada nostalgia, como siempre me pasa. cuando nos despedimos cogí la bici en liceu y bajando por las ramblas llegué al puerto. Las calles se iban fundiendo unas con otras como en un círculo infinito, como si fuesen un laberinto de fotografías congeladas y pegadas al mismo suelo. y ocurrió que mientras recorría el camino de vuelta a casa me entró un vértigo tremendo que me entumeció las piernas, me secó la boca y me dejó en el aire. y yo pedaleaba cada vez más deprisa y hacía muchísimo calor, la humedad del mar comenzó a rizarme aún más el pelo y las mil perlas de sudor caían de forma bestial por todo mi cuerpo. tanto y de tal forma que sentí cómo se me dormían las manos y cómo la sangre comenzaba a presionar las sienes. de pronto el zumbido del ruido de los coches se fue haciendo cada vez más fuerte hasta que todo dió vueltas y pareció que mis pies se fundían con la acera como si aquello fuese barro. y entonces me acordé de la frase de kundera, de aquello de que la felicidad es el deseo de repetir. 
y me dí cuenta de que hay muchas cosas que nunca se podrán repetir, incluso aunque lo intentásemos, aunque pusiésemos toda nuestra voluntad, todas nuestras ganas. aunque volviésemos a reproducir las mismas personas, el mismo lugar, las mismas formas e incluso la misma emoción. porque pese a todo lo que nunca podríamos recrear sería el mismo tiempo. el tiempo es un cabroncete, se nos escapa- con nuestros recuerdos, nuestras historias, nuestra nostalgia. el tiempo es lo más poderoso, el arma más letal a tantas y tantas cosas..es lo que mantiene las épocas separadas, lo que evita reproducir una vida en círculos cerrados. lo que mata relaciones y aviva otras. es lo que nos incita a seguir, aún a sabiendas de que ciertas sensaciones ya nunca volverán de la misma forma. el tiempo es un cabroncete, sí. pero también es nuestro mejor aliado, el punto clave para seguir avanzando, para reinventarnos y superarnos a nosotros mismos. para cambiar y renacer.
...
aún no sé muy bien cómo catalogar este verano. está llegando a su fin y siento que ha sido raro en muchísimos sentidos y precioso en todos. la lucía que comenzó sus vacaciones el 28 de junio y la actual del 11 de septiembre.. enfin, el tiempo. el tiempo provoca maravillas.
son las cinco y media de la mañana y me caigo de sueño. madrid me has regalado otra de tus mágicas noches. well,
buenas noches.

9/10/2013

rescates fotográficos (basse qualité)

mi móvil está repleto de fotos de baja calidad pero con anécdotas de diez
se me ocurren tantas cosas que contar y parrafadas que redactar sobre las últimas noches que creo que me voy a ir a dormir y mañana escribiré.
xx 
(menudo ritmo de vida)
y qué gran verano

9/03/2013

1. piel con piel 
2. besos matutinos de dos borrachillas
3. bailarines franceses callejeros
4. ana entre girasoles
5. mañanas divertidas
6. atardecer en ceguilla

9/01/2013

agosto has cumplido, has sido realmente especial

ni yo misma comprendo tanto cambio. 
cambio de lugares, cambio de pelo, cambio de cama, cambio de besos, cambio de risa, cambio de todo. me atrevería a decir que incluso cambio de ganas. 
es el circo de siempre, pero con mucho más sentido. es el cuadro que pinté ayer pero acorde con los colores de hoy. son las mañanas de antaño pero con un ocre totalmente nuevo.
el tiempo me sigue impresionando. a veces provoca desastres y otras crea maravillas.
Creo que aún no soy del todo consciente. consciente de los meses tan preciosos a mis espaldas, consciente del mes que me queda en madrid y fiestas de pucela, consciente de las últimas novedades que me ilusionan como una enana..consciente de las últimas noches, de las últimas mañanas...pero sobre todo creo que aún no soy consciente de lo que me espera a partir del 19 de septiembre. 
para qué negarlo, a día de hoy estamos de suerte.