x

2/11/2013

Nostalgia de la familia AFEV

Decía Irene que hay mucha gente que hace voluntariado para sentirse mejor persona, gente que predica con un ejemplo al cual se fuerzan, con un molde que no les fabrica pero que exhiben a los cuatro vientos para construirse una imagen mucho más limpia de la que llevan años huyendo. yo no sé hasta qué punto eso puede ser cierto pero de lo que sí estoy segura es de que nosotros no fuimos gente el año pasado, fuimos muchas personas y un barrio realmente especial. el barrio de besòs mar, el casal de nens, las tardes en el patio de arriba, los embrollos en los que se metía el trasto de joan, las charlas con las madres, las cartas de locos con sus profesores, las conversaciones que significan mucho en asuntos especialmente delicados, el apoyo al fin y al cabo, el abrazo necesario. de lo que sí estoy segura es de que AFEV es como una gran familia y se construyen grandes tardes. Todo ésto es algo de lo que te das cuenta cuando vuelves al casal de vez en cuando, al volver a entrar por la puerta y que se tiren los peques en brazos de su acompañante