x

2/03/2013

creo que este sábado se puede considerar totalmente como un trozo de verano en el puro centro del invierno. rodar boca abajo en pleno café del sol, trastocar botellas en dos metros cuadrados, salir pitando por robos en toda regla, de pacto en pacto y tiro porque me toca, de pronto de bailes flamencos a valls en mitad de la plaza, intentar mandar mensajes coherentes por móvil sin éxito alguno, perder el móvil acto seguido, pensar joderyonosobrevivo, ver volar botas y regalices a partes iguales, bar lorenzo donde gritar mojitos equivale a construir futuros de provecho, hablaban de todo y rapidísimo como exaltados con los ojos abiertos como platos, pacharán que te he visto, estudias o trabajas? diciendo aquí ni dios llora, ni dios ni el calvo de la esquina, salir, entrar, volver a salir, 'pintando no se puede uno ganar la vida te lo digo yo que soy el matisse de barcelona', metro, sol, galletas, demacración.
despertarse y pensar: vete tú a saber donde habrá ido a parar en toda esta fauna mi móvil. 
pero de verdad que tengo unas ganas tremendas de que salgan bien las fotos de carrete