x

11/03/2012

ESTA NOCHE VAMOS A ROCKANDROLLEAR

a mí me gustan las personas que vibran, que dan tumbos por ciudades desconocidas, que cogen vuelos a última hora, que se besan a las tres de la mañana en un portal a oscuras. me gustan con el brillo en los ojos después de beber alcohol y las mejillas rojas y el pelo revuelto y los rizos cayendo. me gustan los que respiran muy fuerte, los que nunca se privan, los que siempre se sacian. me gustan los bailarines, esas personas que dan vueltas y vueltas sin parar, contoneándose sin cansarse incluso en sitios como bibliotecas o museos con directoras súper serias.  me gustan los que te miran de reojo pero no te dicen nada. Los que coquetean en sitios insospechados, personas de cualquier espíritu que se contonean para acariciar su propio ego. me gustan de cierto modo los egocéntricos, los soberbios, los grandes genios que no se presentan como tales. me gustan mucho los que desconocen su talento y se creen gente común. me gustan los que se enrabietan, que hacen el amor, que salen al cine, que sudan de ir a clase para irse a recorrer cien calles, los que no llevan reloj, los que hacen planes de viajes increíbles, los que salen y entran, los que duermen mucho, los que necesitan luz para despertarse. me gustan los literarios, los peliculeros, los de cuerpo presente y mente ausente, los fugitivos, los irresponsables, los desastrosos, los balas perdidas, los platónicos, los soñadores, los cascarrabias que luego son todo lo contrario, los filósofos, los besucones, los graciosos por defecto y los defectuosos graciosos.
me gusta mucho escribir textos malos como éste con la música muy alta, escribir y concebir a todos ellos, a los conocidos, a los desconocidos, a los amigos, a los enemigos, a aquellos con los que hablé una noche a la salida de un local, aquellos con los que no pude lidiar y aquellos con los que me voy esta noche a bailar