x

10/31/2012

fin d'octobre and a big return

me sigue sorprendiendo ver cómo dilatamos el tiempo en el espacio, tirando de él como de un filo invisible, como si del mismo filo saliesen descompuestos los minutos que tiramos al mar por hablar de más. me sigue sorprendido ver cómo de pronto el propio espacio descompone la noción de éste, lo descompone rasgando la base y el sentido de la mirilla, de la propia mirilla pegada a la infatigable mirada del tiempo. es en sí mismo desesperante. y se desliza y nos desliza y se arrastra y nos arrastra. Llevo más días de la cuenta de vacaciones auto impuestas, descubriendo una barcelona subterránea, oculta, desigual, enorme y a la vez especialmente íntima o más bien recóndita, vete tú a saber. Indudablemente ilícita, por empatía a ratos cómplice y a ratos secuaz y adversa. Harta estoy de leer poesía barata, saturada de filosofías callejeras a altas horas de la madrugada, saciada de escritos plagiados, ganas de vomitar me entran cuando leo relatos de mundos que se hunden antes de comenzar a vivir, antes de captar su propia ignorancia. antes siquiera de darse cuenta de la cómoda burbuja en la que andan metidos. Sin dos dedos de frente y con un disfraz tan grande y bueno que hasta ellos mismos se han acabado creyendo ideales y formas de vida que nunca tuvieron. Asco y pena a partes iguales siento por supuestos literatos que nunca lo fueron y en el fondo ellos mismos saben que ésto es cierto. que aquí a todos nos gusta la palabra arte, y el concepto de artista y todo lo que conlleva. que la fotografía el cine la pintura la música o incluso la arquitectura dependen de soportes y material ajeno. que son artes perfeccionables, son sueños materiales. el talento se puede prostituir más fácilmente, el ego crecerse con menor tiempo, el resultado palparse con muchísima antelación y el engaño echarse al primero que quiera comprarlo. pero que el escribir, el conseguir sacar de la nada un todo, el elevar la categoría de vida a un papel que sólo contiene letras, el crecer con algo que se basa en tu propia cabeza, eso no se puede comprar. 
y supongo que eso es lo que realmente me gusta. Es cómo vencer al tiempo y recuperar lo perdido, es como pretender recuperar años en pocos días. el tiempo no se puede vencer con tres días, y eso pese a que resulte realmente divertido, todo hay que decirlo.