x

6/18/2012

tuve que llegar al cielo para entender lo duro que sabe el suelo. En mis labios cien rimas sin versos, y en mis versos tus rimas y besos. tuve que romperme en dos para sentirte partido en mil. y entonces anhelé cada molécula, maté cada segundo, reuní los recuerdos y bebí de ellos hasta llegar al mar. Tuve que burlar la memoria para soñarte en vida. Tuve que soñarte en vida y acabé por vivirte en sueños. En mi pecho canciones sin voz y en mi voz un insoportable dolor. Enero desnudo nos descubre a junio abrigado.  Y entre mis pulmones lluvia, y en nuestra lluvia aire. 
y por las calles yo bailo, y el baile inunda la acera. y de la acera al cielo, y del cielo al suelo. 
y mientras tu gritas recuerdos, yo entierro silencios. y entre gritos y entierros le decimos adiós al invierno