x

6/12/2012

Almudena Grandes- Las edades de Lulú (de cuando descubrí que estaba realmente lejos de su inocencia, ya sabes)

''¡Tú no Lulú, tú no has crecido jamás ni crecerás en la vida. Nunca has dejado de jugar y sigues jugando ahora, eso es lo que estás haciendo, jugar a lo que te han contado que es ser una mujer adulta. Has dejado de ser una niña brillante para convertirte en una mujer vulgar y lo peor es que no lo he comprendido todavía, porqué te asustaste, porqué te marchaste con la gente corriente.''
''A él le divertía, le gustaba mirarme, yo era feliz, andaba por la casa medio desnuda, le quería mucho, y follaba con él todo el tiempo. En este punto, casi siempre muy cercano al orgasmo, se desplegaban infinitas variantes''
 ''Y entonces me escuché a mí misma, lejana, pronunciar palabras inconexas que sólo sería capaz de recordar a medias, y todo mi cuerpo se redujo a un nervio, un solo nervio tenso pero flexible, como una cuerda de guitarra, que me atravesaba desde la nuca hasta el vientre, un nervio que temblaba y se retorcía, absorbiéndolo todo en sí mismo.''
 ''El tiempo se me iba. Se me escurría entre los dedos y aquello era importante. Me hubiera gustado contestarle, gritarle y escupirle, que mi buen aspecto físico, mis excelentes notas o mis enormes grupos sociales no significaban que no necesitara una madre, sacudirle y chillarle que no podía seguir así toda la vida.''
 ''Soy madrileña, me sé la Castellana de memoria. (..) Volvi a tener ganas de llorar, pero de rabia. No me gustaba llorar en público, pero estaba dolida conmigo. Ella era así, y yo ya me había acostumbrado a su manera de pensar o actuar, a ese blando y ambiguo, lacrimoso incluso y extraño concepto de la amistad''
 ''Fue enloquecedor. Era justo. Aquel pequeño dolor, a cambio de TANTA belleza.''
(...)
''Entonces, como tantas otras veces en mi vida, grité con los labios cerrados. Grité hacia dentro y hacia el mundo al mismo tiempo, grité sin mover un sólo músculo de la cara pero con los músculos del alma estrujados en un puño.
Os vais a enterar, eso fue lo que grité. Y aquella vez fue verdad. Aquella vez se enteraron.''