x

3/20/2012

Jamais madame bovary ne fut aussi belle qu’à cette époque… Ses convoitises, ses chagrins, l’expérience du plaisir et ses illusions toujours jeunes, comme font aux fleurs le fumier, la pluie, les vents et le soleil..

Pensándolo bien te diré que ya lo tengo. A tí te diré que lo tengo y al resto que lo tuve. Claro que eso es sólo otra historia más, otra crónica de las que nos tatuaron a la piel después de haberme perdido por cualquier suburbio de la ciudad Condal. Si decidiese pararme a pensar me daría cuenta de que no lo tuve, de que no lo tengo y de que como siga languideciendo al sol como ahora, no lo tendré nunca. Yo tampoco me veo hoy con ganas de repartir poesía, no me veo con ganas ni con fuerzas. Y os diré más, diré que ni siquiera la tengo en la ventana o en la almohada ahora mismo. A mí una vez me dijeron que hay que tener muchísimo cuidado con las metáforas porque el amor puede nacer de una sola de ellas. Un amigo me dijo una vez que yo era adicta a ellas y que el gran problema radicaba en el hecho de que hablaba de vida cuando estábamos hechos de rutina. que soñaba con besar el cielo sin querer pisar el suelo. que corría sobre lo que quería pero sin apreciar lo que ya tenía. La eterna indecisa, la completa y tremenda contradicción llamada lucía y bañada en caprichos. 
Lo cierto es que ''Siempre'' es una palabra fea y aburrida que me hace bostezar y me da más miedo que las palabras que retorcimos un lunes cualquiera. Y como dijo Oscar Wilde: ''a veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto y de pronto toda nuestra vida se encuentra concentrada en un sólo instante.'' Y es una buena cita, no lo niego, pero no me gusta creer en ella. Porque de un baile se pasa a otro, y de un beso a otro, y porque de pronto cuando nos queramos dar cuenta nos habremos limitado a existir, y eso también lo dice Wilde, así como si tal cosa, como si hasta él mismo llegase a entenderlo. Supongo que es más difícil prometer que escribir. Supongo que es más fácil resumir que vivir. Supongo que es imposible resumir el amor sin poesía o cocinar plumas sin literatura. Supongo y supongo. Y así nos va, que no dejamos de suponer e indagar y pensar y soñar.

Y hablando de amor, estas últimas noches me han dado qué pensar. Os diré que ahora creo realmente que existe el amor de tu vida. Puede que no sea un hombre o una mujer, pero existe. Baudelaire se casó con sus poesías, rimbaud se mató con las suyas. El músico de la esquina está enamorado de su guitarra y os aseguro que yo lo veo cada día en la chispa de sus ojos. Él en cambio está colado por el mundo de la fotografía, y el arte (o lo que él cree que es arte) e incluso por las baldosas amarillas (como canta Vetusta Morla en pleno concierto estallando con luces tremendamente excitadas.) Nosotras en cambio no estamos enamoradas. Y vivimos y besamos y gritamos y abrazamos y escribimos muchísimo. escribimos borrachas, felices tristes histéricas e incluso en la cama...vivimos rápido, tan rápido que a veces da vértigo..pero no estamos enamoradas. Y ese amigo suele decir que en esta vida lo que realmente importa es estar enamorada. y como dice alex ''enamorarse es un estado de ánimo''. eso lo dice alex y suena realmente bien. Y yo siempre he creído que cuando te enamoras tienes que sentir que te estás fumando el mayor canuto de la historia. Droga y amor, siempre unidos. Esto lo piensa también ali, a la que porcierto cito aquí porque comparte vida conmigo y de hecho creo que es la compañera de vida más genial que alguien pueda llegar a tener. Bueno, sin sentimentalismos. El caso es que cito a ali que ayer le dijo a cierta persona que enamorarse tiene que ser algo así como que ''te brillan mazo mazo los ojos y las noches se vuelven cortas y todo es tremendamente excitante''. Yo qué sé si dijo exactamente eso, pero fue algo parecido, y tiene razón (normal, por algo digo que es la hostia de compañera de vida.)



Y aquí sigo, aquí seguimos como funanbulistas imbatibles dibujando los pasos del siguiente compás. O al menos intentándolo. Y peleándonos con lo que resulta fácil y lo que resulta difícil. Y vete tú a saber porqué, siempre acabamos eligiendo y persiguiendo lo más difícil. Anda que no sería fácil desintoxicarnos de aquellos dos capullos e irnos con otros más cerca del mar. Pero es que ''fácil'' es una palabra que me aburre tremendamente, me aburre casi tanto como los dieciséis temas de comunicación que tengo que estudiarme para los exámenes de la próxima semana. Asique yo dejo el lienzo en blanco. Lo dejo en el sillón, justo enfrente del parque de la ciutadella (parque en el cuál haremos el amor con la música de forma desenfrenada en cuanto llegue la primavera). Dejo el lienzo en blanco con ceras de todos los colores para ir pintándolo. rematándolo y tachándolo. Lo dejo en blanco porque lo pienso rellenar de los colores más alucinantes del mundo. Y que quede claro que la capital y los amores que hayamos podido arrastrar hasta aquí no entran en él. Que quede claro, porque mañana empieza la primavera, y pienso hacer con esta nueva vida mil cuadros distintos. Y como decía Pablo Neruda, del cuál siempre estuvimos enamoradas, ahora que lo pienso: ''vamos a hacer con vosotros lo que la primavera hace con los cerezos.''